Sindicato de Trabajadores de la Industria del Carbón SINTRACARBÓN

Voces de respaldo

Desde las 5:30 A.M. del 21 de noviembre de 2016, trabajadores de Coca Cola afiliados a Sinaltrainal, se declararon en huelga de hambre, en la embotelladora de la multinacional en la ciudad de Bucaramanga, departamento de Santander en Colombia.

El 4 de noviembre, los trabajadores que se encontraban en Huelga de Hambre en Bucaramanga y Medellín, creyendo en la palabra de los representantes de la administración de Coca Cola, que se comprometieron ante la Viceministra del Trabajo a dar muestras de buena voluntad para solucionar el conflicto laboral de los trabajadores de Coca Cola, terminaron la Huelga de Hambre que habían iniciado el 31 de octubre de 2016, ya que la multinacional se comprometió a reunirse con Sinaltrainal el día 11 del mismo mes y año, para acordar la metodología de las reuniones nacionales y regionales  en donde se discutiría la agenda de la problemática laboral presentada por la organización sindical y así darle solución definitiva, igualmente se comprometió a proteger la vida e integridad de los trabajadores, r! espetar el derecho de asociación y la libertad sindical, adicionalmente y por exigencia del mismo Ministerio, la empresa se comprometió a levantar dos descargos que en ese momento se encontraban en tramite en Santa Marta y Bucaramanga. Pero para sorpresa de todos, al finalizar la huelga de hambre, Coca Cola llamó a descargos a los trabajadores y dirigentes de Sinaltrainal Juan Manuel Concha, Álvaro Navarro, Alexander Rincón y Javier Correa, por haber participado en la protesta realizada frente a la embotelladora de Coca Cola en Bucaramanga el día 3 de noviembre en respaldo a los trabajadores que estaban en huelga de hambre.

Adicional al golpe traicionero propinado a los trabajadores luego de terminar la huelga de hambre, la multinacional Coca Cola y sus testaferros, proceden violando el debido proceso establecido en la CCTV para efectos de llamados a descargos y ante la premura de realizar dichas notificaciones de estos procedimientos disciplinarios a los trabajadores dentro de los términos legales, notificaron y dejaron sobres cerrados con documentos en tiendas, buscaron los trabajadores en sus casas, colocan a funcionarios de la empresa como testigos para fabricar testimonios, para justificar sus negras intenciones de castigar los trabajadores a través de despidos y así reprimir el derecho de la protesta, llegando al extremo de haber  terminado la diligencia de descargos del trabajador Álvaro Navarro, sin haber aceptado los testigos del trabajador, posteriormente y fuera d! e términos legales, Coca Cola citó por aparte a los testigos para que firmaran un acta de su testimonio.

A la lista de arbitrariedades, Coca Cola comete otra violación al debido proceso ya que intentó entregar a Leonardo Castro, trabajador de la multinacional en Cúcuta y dirigente de Sinaltrainal, la carta de despido del trabajador Álvaro Navarro, que se hará efectivo si logra eliminar la protección legal que tiene el trabajador por sus problemas de salud.

Exigimos la intervención de las autoridades competentes para que paren los abusos de la Multinacional Coca Cola en Colombia, se obligue a respetar el derecho de Asociación, la libertad sindical, que cese su política de persecución sindical y de sus trabajadores, que se exija proteja la vida e integridad de los trabajadores y sus familias amenazados de muerte, que revoque los ilegales procedimientos disciplinarios y se nieguen sus intenciones de levantar el fuero de ley y no despida al trabajador Álvaro Navarro, que se penalice por la violación a la CCTV y al debido proceso, que respete los Derechos de los trabajadores enfermos de diabetes y les permita consumir jugos naturales y mantener una dieta sana dentro del restaurante que funciona al interior de Coca Cola, exigimos que se responsabilice de garantizar toda la atención médica necesaria al trabajador Andrés Olivar, dirigent! e de Sinaltrainal en Bogotá, quien se encuentra gravemente enfermo y no lo sigan presionando para que acepte renunciar a su contrato de trabajo a cambio de malos acuerdos económicos, que se solucione los problemas de contaminación ambiental generados por la empresa y en especial los olores fétidos que deben soportar los trabajadores cuando consumen los alimentos dentro de la embotelladora de Coca Cola en Bucaramanga, que se paguen oportunamente los salarios de todos los trabajadores, pagar correctamente las incapacidades de los trabajadores enfermos, entre otros.

 

Sinaltrainal en pie de Lucha….Presente…Presente….Presente